Loading

Nuestros clientes son muy variados, al igual que sus necesidades. Es por ello que decidimos adaptarnos a dichas necesidades y crear software que encaje perfectamente con lo que nuestros clientes demandan.

Una buena analogía serían los sastres que hacen trajes a medida. Ellos primero toman las medidas y después crean el traje basándose en éstas. En Acorn hacemos lo mismo: valoramos cuáles son las necesidades de nuestros clientes y después elaboramos el software basándonos en éstas.

Algunos ejemplos de softwares a medida podrían ser CRMs (Customer Relationship Management), programas de gestión de contabilidad, aplicaciones de generación de presupuestos y facturas o programas para automatizar tareas.